Seleccionar página

Es momento de abandonar el victimismo; es momento de conocernos y acceder al poder interior que habita en nosotras; y, es momento de reconocer el amor propio y abrazarnos, de mostrar una verdadera autocompasión. Porque “ser víctima puede ser un punto de partida, pero no un destino”, en palabras de la Eurodiputada María Eugenia Rodríguez Palop.

Así que, hermanas, las invito a que caminemos juntas –y de la mano– hacia un horizonte de encuentro con nuestra versión más auténtica, poderosa y humana.

“Cuando las mujeres nos tomamos de la mano y caminamos juntas, las puertas del universo se abren de par en par, nada ni nadie puede frenarnos.  Lo mismo sucede cuando hombres y mujeres caminamos en equilibrio y consciencia”.

Isabella Magdala

Efectivamente, muchas de nosotras estamos muy enfadadas por las grandes injusticias y los malos tratos que ha recibido una gran parte del colectivo femenino en manos de una sociedad patriarcal que ha dispuesto –a su antojo– de los cuerpos, de los trabajos y de las vidas de mujeres y niñas.

Aún y todo, no permitamos que el enfado y la ira nos nuble la mente y nos alejen de las cosas importantes de la vida como es el cuerpo, “el mejor canal de conexión con nosotras mismas”, y el único medio a través del cual podemos experimentar la vida en su plenitud.

“Ya no sirve ni siquiera culpar a la sociedad o a lo patriarcal. Es el momento de asumir la responsabilidad, el poder, y de hacer un buen uso de él. Es hora de que nos aunemos, de que despertemos. Es hora de que nos revelemos, no desde la guerra y sí desde la acción consciente, de la mano y en paz”. Isabella Magdala

Isabella Magdala

Acompáñame en este artículo en el que expongo algunas de las cuestiones más importantes del libro <<tu vagina habla>>, y en el que también hablo desde mi experiencia.

<<Tu vagina habla>> es un libro que nos conecta con aquellas partes más importantes y a la vez más denostadas del cuerpo femenino: nuestros órganos y energía sexuales, que son a la vez la fuente más poderosa de creatividad y creación. A través de sus páginas, la autora y sexóloga Isabella Magdala nos recuerda que “la sexualidad es un camino de autoconocimiento y evolución” y que “todo comienza, se moviliza y se transforma dentro”. Así que, hermana, todo intento de querer cambiar tu entorno será en vano si no viene acompañado de una mirada profunda hacia tu interior.

El artículo lo he dividido en tres secciones:

  1. Sexo superficial vs sexualidad consciente.
  2. La sexualidad consciente como herramienta de autoconocimiento y empoderamiento.
  3. Conoce, acepta y abraza tus genitales.

1. Sexo superficial vs sexualidad consciente

“Una sexualidad sana y consciente es reflejo de una mente sana y consciente”.

Isabella Magdala

Como la vida misma, podemos vivir de manera más consciente o de forma menos consciente. Que vivamos de una manera u otra depende precisamente de nuestro nivel de consciencia. Y la sexualidad no es la excepción. Veamos la diferencia entre sexo superficial y sexualidad consciente.

Sexo superficial

El sexo superficial es aquel que se practica poniendo atención solo en el exterior. Se trata de una sexualidad muy estructurada –y limitada– que ignora lo sutil y la energía. Desde aquí, nos limitamos a gustar y satisfacer a la pareja. Sí, está bien satisfacer a la otra persona, pero sin olvidarnos de nosotras mismas ya que, de acuerdo con la sexóloga, “estamos programadas para dar en exceso desde el olvido de nosotras mismas”. Pregúntate si te has olvidado de ti misma.

Desde el sexo superficial, también, se hacen presentes los miedos, las inseguridades, las fantasías y la posesión. Intentamos poseer a la pareja, intentamos poseer el momento y adueñarnos de él. Poner toda la atención y energía en el exterior, también hace que nos olvidemos de lo que está ocurriendo en nuestro interior durante el acto sexual.

A nivel colectivo, es el tipo de sexualidad que promueve una industria pornográfica que ha reducido los cuerpos de las mujeres a unos prototipos no reales que se alejan de lo natural y que –incluso– denigra, somete y lastima.

La cuestión es que el sexo superficial nos aleja de todo el poder que sí nos brinda la sexualidad consciente. Y créeme, la sexualidad superficial, aunque es la más común no es para nada normal.

Así que, “no confundas lo habitual con lo normal”. Lo normal, natural y lo que nos conecta con nuestro verdadero yo es practicar una sexualidad consciente, y la cual veremos a continuación.

Sexualidad Consciente

La sexualidad consciente es una sexualidad que se ancla en el momento presente. Desde aquí las expectativas, los miedos, el control, las fantasías y la posesión no tienen cabida. Y desde aquí, el abandono de las expectativas da paso a la aceptación y a la llegada de lo inesperado, que suele ser lo más maravilloso y mágico.

Practicar una sexualidad consciente significa percibir lo que ocurre en nuestro interior y percibir lo que está sintiendo la otra persona, segundo a segundo, sin juicios ni expectativas. Se trata de un escenario donde la energía sexual fluye desde tu interior hacia el exterior, lo que, sin duda, es más potente.

“Fluyendo y estando en la presencia, desde ahí todo es gozo, y ese gozo puede llevarte a la cúspide del amor creando tu propia vibración de éxtasis, orgásmica y vital”.

Isabella Magdala

La sexualidad consciente y sagrada está muy ligada al slow sex y a la apertura de todos los sentidos, aunque va más allá. Practicar una sexualidad consciente significa fluir en una danza simbiótica de energía en la que todo ocurre en el momento adecuado. A través de ella, nos liberamos de las estructuras mentales para permitirnos conectar con la energía sexual y creativa en su esplendor más puro.

Pues bien, dentro de la sexualidad consciente, Isabella Magdala nos aconseja tomar el impulso sexual y convertirlo en poder personal mediante el poder de la intención. También nos dice que es posible derivar esa energía sexual en algún proyecto e, incluso, trasladarlo a todo el cuerpo para cargarlo de energía y sanarlo.

Una de las principales claves es dejar que el placer y el orgasmo nos encuentre, y no al revés. De eso se trata fluir con el momento presente.

Ahora lo sabes, “la sexualidad no es solo sexo”. De hecho, la sexualidad es una herramienta muy potente de autoconocimiento y empoderamiento como veremos a continuación.

Pero, antes de continuar, que sepas que una de las disciplinas más populares que nos enseña a practicar una sexualidad consciente es el Tantra.

2. La sexualidad consciente como herramienta de autoconocimiento y empoderamiento

“Todo está dentro de ti. Tu vida es un reflejo de tus pensamientos y actitudes. Si algo no te gusta fuera, mira dentro. Ahí reside el poder del cambio, el poder de tu liberación y felicidad”.

Isabella Magdala

La sexualidad consciente es una herramienta de empoderamiento porque nos conecta con nuestra energía sexual y creativa; también es una herramienta de autoconocimiento puesto que, a la vez, es un puente hacia el silencio. Desde el silencio nos observamos sin juicios ni estructuras limitantes… tal y como somos. En el silencio el EGO desaparece. De hecho, este tipo de sexualidad es una herramienta potentísima para practicar la aceptación y el desapego.

De manera paralela, es necesario conocer físicamente el cuerpo que nos sostiene, aceptarlo y amarlo, y saber que “somos distintas a lo que nos han enseñado”, como bien señala Isabella Magdala. Y, comprender que los genitales y el cuerpo de cada una son únicos y maravillosos. Por eso es importante “que seas autocompasiva, además de contigo, con tu vulva, con tus pechos, con tu vagina”.

Preguntate: ¿la persona en la que te has convertido es la que eres en el fondo?, ¿te comparas físicamente con otras mujeres?, ¿sabes de qué partes se componen tus órganos sexuales? ¿conoces a tu vulva?, ¿vez tu vulva con regularidad?, ¿serías capaz de dibujarla?, ¿alguna vez has conectado con ella a nivel profundo?, ¿la amas y la aceptas o te gustaría que fuera diferente? Estas son algunas de las muchas preguntas que surgen cuando te sumerges en los capítulos de <<Tu vagina habla>>.

Al respecto, Isabella nos invita a relacionarnos con nosotras mismas de otra manera y a trabajar “la confianza, la autoestima, el reconocimiento propio y el poder personal”. Y no es para menos, teniendo en cuenta lo siguiente:

  1. La gran represión sexual que han sufrido las mujeres a lo largo de la historia en el marco de una doble moralidad sexual.
  2. La imposición –a nivel colectivo– de unos cánones de belleza superficiales, que nos incitan a querer ser lo que realmente no somos, desde el miedo a ser rechazadas y el deseo a ser aceptadas. Pues bien, estos cánones de belleza también influyen en nuestros genitales femeninos y en la manera en la que los percibimos. Al respecto, la sexóloga Isabella Magadala menciona que “las imágenes de medios sexualmente explícitas pueden influir particularmente en las percepciones de las mujeres sobre su apariencia genital”. Y todo ello forma parte del ritual de la feminidad al que hace referencia Catalina Ruiz-Navarro (mejor conocida como CatalinaporDios), y el cual describe como “demorado, doloroso y costoso” 1).

«No está mal ser bella; lo que está mal es la obligación de serlo».

Susan Sontag

Por eso, es importante no dejar que el subconsciente controle nuestras vidas; hacer consciente lo inconsciente; y, conocernos y aceptarnos tal y como somos, explorar nuestra magnificencia y dejar de modificar nuestro cuerpo para que encaje dentro de unos cánones de belleza superficiales, muchas veces inalcanzables si no es por medio de la cirugía estética.

“A medida que vayas conociendo tu cuerpo físico, sentirás mayor conexión contigo, y tu poder personal se verá fortalecido”.

Isabella Magdala

Y es que, tanto querer ser como practicar ser lo que no somos merma nuestra autoestima, reconocimiento propio y poder personal. Así que toma en cuenta lo siguiente:

El conocimiento de uno misma nos lleva a la aceptación y al no juicio, pues nos vemos tal y como somos.
La aceptación de lo que somos se traduce en amor propio.
El amor propio nos lleva a no compararnos con otras mujeres.

La invitación de <<tu vagina habla>> es conocer tus genitales, para luego aceptarlos, amarlos, abrazarlos e integrarlos en nuestra vida diaria.

Pero, antes de pasar al siguiente punto, quiero dejar claro que –muchas veces– las características físicas y biológicas de las personas difieren del género asignado por la sociedad. De ahí que haya personas cuyos cuerpos no cuentan con los genitales femeninos, pero que, sin embargo, se identifican con el género femenino, más aún, se perciben como mujeres; como también hay mujeres cuyos genitales han sido mutilados por practicas machistas. En cualquiera de los dos casos, la realidad nos muestra la complejidad que hay en la interacción entre los cuerpos biológicos y los géneros, así como la influencia del machismo en ambas categorías: la biológica y la sociocultural.

3. Conoce, acepta y abraza tus genitales

“Cuanto más te conoces, mejor te va todo, porque tienes mucho más recursos, consciencia y en general recursos para la vida cotidiana”.

Isabella Magdala

Como bien sabemos, no podemos aceptar lo que desconocemos. Así que el conocernos es la clave, pues nos lleva a la aceptación. Y la aceptación nos lleva a honrarnos y valorarnos, es decir, a aumentar nuestra autoestima y autocompasión.

Y mi consejo aquí: no estés con alguien que no te ama menos de lo que tú te amas. Por eso, conociéndote, amándote y aceptándote es como tu amor propio irá aumentando, con lo cual, solo atraerás a personas que verdaderamente te amen y te valoren.

Reflexiona sobre las siguientes preguntas: ¿qué tanta atención prestas, en tu vida cotidiana, a tus genitales? ¿Los conoces realmente? ¿Sabes qué les molesta y qué les gusta? ¿Los aceptas tal y como son?

¡Conozcamos la vulva!

Para esto nos vamos a apoyar en una poderosa y hermosa ilustración realizada por Aránzazu @trazos conscientes, y la cual también es la imagen de portada de este artículo.

La vulva se compone de:

  • Monte de venus
  • Labios externos
  • Labios internos
  • Clítoris
  • Apertura de la uretra
  • Apertura de la vagina
  • Himen
  • Hendidura vulvar

La descripción detallada de cada parte de la vulva la encuentras en el libro <<tu vagina habla>>; por supuesto, también puedes googlearlas por tu cuenta, pero te sugiero leer el libro si es que quieres profundizar más en ti y en el tema. A la teoría añade la práctica, ¡explórate!

Y aquí, la recomendación de la sexóloga es dirigir nuestra atención a sentir cómo están la vagina y la vulva, así como otras partes del cuerpo un poco olvidadas: como la piel, las manos y los pechos.

Lo impresionante es que nuestro cuerpo, como el planeta, está interconectado… nada está aislado. De hecho, uno de los principales hallazgos de Isabella Magdala ha sido mostrar el vínculo que existe entre la vulva y nuestro mundo interior. ¡Sí! La vulva y los labios guardan una estrecha relación con las emociones y con la manera en la que nos percibimos.

“¿Sabías que con el tiempo la vulva cambia de forma y de tono de piel?”

Isabella Magdala.

A mayor consciencia y conexión genital mayor autoconocimiento, aceptación y empoderamiento.

“Cuando una mujer toma las riendas de su vida y conoce su cuerpo esa mujer lo tiene todo y no necesita nada. 

Isabella Magdala

De ahí que sea de suma importancia observar y conectar con nuestra vulva, y observar vulvas reales. Derribar lo superficial e incorporar lo natural, real y auténtico. Para esto el libro <<Tu vagina habla>> te guiará y ayudará bastante.

«Este libro tiene el objetivo de acompañarte en tu camino, de brindarte la oportunidad de que amplíes tus propios horizontes, de que te conozcas, te ames y te gustes, de que tomes las riendas de tu vida y de tu cuerpo, de que te recuerdes que eres maravillosa y de que conozcas ese lenguaje único y personal para que tú misma puedas comprender todo eso que tu vagina siempre te quiso decir y que ahora es el momento de que escuches».2).

Por aquí te dejo la página oficial de la autora: https://isabellamagdala.com/

¡Gracias, Isabella!

¡Déjame tus comentarios!

Notas bibliográficas

1 Catalina Ruiz-Navarro, Las mujeres que luchan se encuentran, versión Kindle
2 https://www.traficantes.net/libros/tu-vagina-habla