ACERCA DE

 

Daniela Hinojos

Defensora de Derechos Humanos


Licenciada en Derecho (ITESM - México). Máster en Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales (José Ortega y Gasset - Madrid). Máster en estudios avanzados en derechos humanos (Instituto Bartolomé de las Casas de la UC3M - Madrid).

He creado este espacio para abordar temas de interés que surgen de tres grandes ámbitos que, en conjunto, ganan en profundidad y nos orientan a re-interpretar la vida de una manera más consciente.
 

Feminismos (Humanismo). Ver la vida a través de las gafas violeta que nos proporciona el feminismo es tomar conciencia y cuestionar todos los aspectos de nuestra vida que se nos habían presentado como parte de un orden natural, tradicional e inmutable y, por tanto, incuestionable. Tomar conciencia de la posición histórica del colectivo femenino para repensar nuestras relaciones actuales.


Conciencia. El camino de la conciencia nos brinda las herramientas para auto-reconocernos como seres humanos habitando un cuerpo físico vulnerable con determinadas dependencias físicas, entre ellas: la interdependencia y la ecodependencia. Ser seres conscientes, también, nos empuja a ir más allá de nuestro yo para percibirnos como parte de una red interconectada y viva. De hecho, avanzar hacia una conciencia que se aleje del yo egocéntrico y autosuficiente nos haría romper con lo que nos separa de otros seres humanos, de los animales y, en general, de la naturaleza.


Filosofía. La filosofía se define como "la autoconciencia de la especie"(nota 1). Mediante ella hacemos uso de nuestra mente abstracta para indagar sobre nuestra existencia, evolución, deberes morales y los fines como humanidad. Además, esta disciplina nos proporciona las pautas para evaluar constantemente nuestras concepciones sobre lo que consideramos bueno y malo.

 
Estos tres ámbitos –que forman parte de mi vida desde hace algunos años–, han sido las herramientas que me han servido para cuestionar parte de un pensamiento hegemónico que nos ha conducido a una crisis civilizatoria sin precedentes. Al mismo tiempo, tales disciplinas han ampliado y siguen ampliando nuestra comprensión sobre otras formas de ver y vivir la vida… otros mundos posibles. Se trata de múltiples tomas de conciencia que se entrelazan y fortalecen entre sí.

 

Así, SER HUMANA nace de la unión del feminismo, el camino de la conciencia y la filosofía.

 
SER HUMANA tiene el propósito de reivindicar esas esferas de la cultura y de la mente que durante tantos siglos fueron apartadas de las mujeres en sus cotidianidades. De la palabra Humano deriva la palabra MANAS que –en sánscrito– significa mente y que alude a la facultad de pensamiento; aunque, en efecto, toda la humanidad somos cultura y naturaleza. Así, mediante la conciencia y haciendo uso de la mente abstracta (no instrumental) caminaríamos hacia una reconciliación y equilibrio entre humanidad y naturaleza.



Blog de feminismo, conciencia y filosofía de Daniela Hinojos

Este espacio no pretende adoptar una posición ginecéntrica (visión del mundo y de las relaciones sociales centradas en el punto de vista femenino), ni tampoco una visión antropocéntrica (el ser humano como el centro del universo). De hecho, SER HUMANA tiene claro dos cosas:

 

1) Que una de las responsabilidades morales de nuestra especie es conservarla: dejar el mundo mejor de como lo hemos encontrado; pero además, considero que tenemos la obligación moral de no interferir en la evolución natural de otras especies con las que compartimos el planeta.

 

Es cierto que la capacidad de razonamiento moral de los seres humanos se ha utilizado para justificar su superioridad frente a otras especies (nota 2) y, por tanto, su dominación; sin embargo, esa misma capacidad para dilucidar sobre lo que está bien y mal nos haría responsables de que la senda evolutiva de otras especies no se vea afectada por la actividad humana: grandes capacidades conllevan grandes responsabilidades. Se trata de resignificar la diferencia para que se aleje de su identificación con la inferioridad.

 

Lamentablemente, al día de hoy la tasa de extinción de las demás especies se ha multiplicado entre 1,000 y 11,000 veces por encima de la tasa natural, y en los últimos 40 años ha desaparecido el 60% de los animales salvajes vertebrados. Lo que hay que entender es que la Tierra no está en peligro ya que este planeta se ha sabido auto regenerar después de varias extinciones masivas; lo que está en peligro son las bases materiales que sostienen la vida de gran parte de los seres vivos, incluyendo la humana (sobre todo la vida de los seres humanos en situación de vulnerabilidad).

 

2) Que han sido las mujeres –investigadores y activistas– quienes han ido construyendo la teoría feminista a partir de su clarividencia y experiencias; y seguimos siendo las mujeres (mayoritariamente) quienes reclamamos por “la realización plena de la mujer en todas sus posibilidades”(nota 3). Sin embargo, la toma de conciencia feminista –a través de la cual se es capaz de percibir una realidad desigual e injusta–, le corresponde a todos los seres humanos (sin importar el sexo) que deseen vivir en una sociedad más libre, justa e igualitaria.

 
Por último, SER HUMANA busca aproximarse a realidades que en muchos aspectos contravienen las bases de un pensamiento hegemónico que ha dado lugar a un sistema socio-económico que es racista, sexista, dominante, especieísta, cruel, depredador, insostenible e injusto. No obstante, este espacio tampoco busca erigirse como fuente de conocimiento ni de verdad. Considero que a cada quien le corresponde buscar y encontrar la verdad.


Siendo consciente de que la realidad es inabarcable e implasmable, lo recogido aquí se construye desde diversas experiencias y con la ayuda de la teoría crítica, la teoría feminista y la filosofía con el fin de caminar –desde la conciencia– hacia otros imaginarios posibles.


@Daniela_aleh



Notas:

1) Este concepto de filosofía se atribuye al filósofo de la Escuela de Frankfurt, Habermas.

2) Alicia PULEO, Ecofeminismos para otro mundo posible, feminismos, 3ª Edición, Ediciones Cátedra (Grupo Anaya, S.A.), Madrid, 2016.

3) Definición de feminismo de Clara Campoamor, para quien el feminismo debería de llamarse humanismo. Obtenido en Ana DE MIGUEL, Neoliberalismo sexual: el mito de la libre elección, Ediciones Cátedra, Madrid, 2017, p.27.