Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr

1/3 El exceso de atención en el exterior.

Si partimos de la base de que “en donde ponemos la atención ponemos la energía” es fácil comprender que si ponemos toda la atención en el exterior allí se irá nuestra energía. Esto no supondría ningún problema siempre y cuando el exterior nos ayudase a regenerar al 100% esa energía, pero esto no es así.

Cita de Joe Dispenza "Donde pones tu atención pones tu energía".

Cuanta más atención y energía despleguemos en el exterior más nos vamos a desconectar de la energía que yace en nuestro interior. Por supuesto, lo ideal sería lograr el equilibrio. Pero antes de continuar con este tema es preciso distinguir entre dos tipos de energía:

+La energía que necesitamos para regenerar cotidianamente nuestro cuerpo. Esta energía nos la proporciona el descanso, la ingesta de alimentos sanos y nutritivos, el beber agua limpia y el realizar actividades deportivas, entre otras.

Alimentos sanos y nutritivos

+La energía vital. Absolutamente todo está sostenido por esta energía inteligente que da forma y cause a la materia; es a la vez creativa y destructiva, entendiendo la destrucción no como algo malo, sino como algo imprescindible para la evolución de la vida, una polaridad más de un mismo fenómeno. En el caso de los seres humanos la energía vital permite que nuestro corazón lata durante años y años hasta el último soplo; pero también nos brinda el impulso y la voluntad para que caminemos hacia nuestro propósito de vida.

La mayoría de las personas solo se ocupa de la primera pues ignoran la existencia e importancia de la segunda. Aunque, por supuesto, la energía que necesitamos para regenerar nuestro cuerpo es una extensión de la energía vital. Un ejemplo sería la energía que absorbemos de las plantas y la cual proviene directamente del sol a través del proceso de fotosíntesis.

Cita energía vital programas y hábitos automáticos lo mejor de ti

Volviendo a lo que nos ocupa, cuando nuestra atención y energía se centran en el exterior –sin haber mirado antes en nuestro interior– pues es muy fácil que nos enganchemos a ese mundo material que engaña a nuestros sentidos corpóreo-mentales.

Y aquí, es importante tomar en cuenta que la principal característica de la materia es su insustancialidad y que –si analizamos la composición del átomo cuántico– nos vamos a dar cuenta de que cada átomo se compone en un 99.9% de energía. Es decir, que lo que percibimos con nuestros sentidos –es decir, la materia–, pues es una exigua y minúscula parte de la realidad en su totalidad. Por el contrario, y por regla general, lo que no percibimos con nuestros sentidos es la energía. No obstante, cuanto más nos centremos en nuestro interior más vamos a conectar con esa energía vital o ser más alto.

 

Vela rosa

 

Desventajas de centrarse solo en el exterior.

1. Llegamos a creer que la solución a todos nuestros “problemas” se encuentra en el exterior.

2. Es muy fácil que los niveles de estrés y ansiedad aumenten. Esto es así porque el estrés y la ansiedad se instalan en el cuerpo cuando las ondas que emite el cerebro son ondas de tipo Beta Alta. Este tipo de ondas aparecen cuando nos enfocamos solo en el exterior, con ello hacemos sentir al cuerpo que vivimos en un constante estado de supervivencia 1).

3. Ni siquiera estamos al 100% en el exterior puesto que la gran capa de pensamientos y emociones de baja frecuencia impiden que veamos y percibamos –verdaderamente– la realidad. ¿En dónde estamos? Estamos entre el pasado y el presente, brincando de pensamientos de baja frecuencia a emociones, también de baja frecuencia. Esto nos impide anclarnos en la realidad y prestar la debida atención. Pregúntante ¿Te ha ocurrido que alguien se presenta y a los segundos tú no recuerdas el nombre de esa persona? Es porque no estabas realmente en el momento presente.

 

Solución:

+La solución pasa necesariamente porque empieces a mirar en tu interior y a conocerte realmente ¿Cómo? Mediante los espacios de silencio, las prácticas de atención plena, la introspección y la reflexión profunda, entre otras tantas prácticas.

Para que empieces a tomar consciencia de la importancia de anclarnos en el momento presente te recomiendo que leas un libro que se llama “El poder del ahora”. Si ya lo has leído, te sugiero que lo releas y que sea uno de tus libros de cabecera.


 

2/3 Cuando culpamos al exterior y a los demás de nuestros “problemas”.

Cuando culpamos a los factores externos de lo que acontece en nuestra vida hay un desgaste potente de energía. Y ¿Cuáles pueden ser estos factores externos? El gobierno, sucesos o fenómenos de calado colectivo (como el coronavirus o el patriarcado), los ex, la familia, el exceso de cargas y responsabilidades, inclusive la situación socio económica, por decir solo algunos ejemplos. Mostrar esta actitud ante la vida nos convierte en víctimas.

Está bien ser una víctima, pero lo importante es no quedarnos allí y avanzar. Está claro que muchas personas, sobre todo las mujeres, hemos estado en situaciones en las que hemos sido víctimas. Aunque soy de la idea de que no podemos SER una víctima porque el SER está vinculado a la esencia humana; cosa muy distinta es caer en una situación de víctima o sentirnos como víctimas.

Esta visión nos puede ayudar a avanzar puesto que cuando vemos que el victimismo no está anclado a nuestra esencia, sino que es una situación de la cual podemos salir o un sentimiento del cual nos podemos liberar, pues es más fácil superar y sanar aquellos sucesos que nos han marcado. Por supuesto, hay ocasiones en las que –para seguir avanzando– es imprescindible la ayuda adecuada de otras personas y profesionales.

Manos unidas de mujeres

Y en la medida en que se abandone esa situación y sentimiento de víctima pues se irá prestando atención y accediendo a los recursos internos que tenemos para ir solucionando los problemas que vayan presentando. Inclusive, llegará un punto en el que percibas que los problemas no son problemas, sino oportunidades.

Soluciones:

+Tomar la responsabilidad y las riendas de nuestra vida.

+Empezar a darnos cuenta de cuáles son los recursos internos que poseemos para solucionar nuestros propios “problemas”. A esto se le llama empoderamiento. Pregúntante ¿Conozco mis recursos internos? ¿Qué tanto los utilizo?

Empoderamiento Nadhi Tandom

OJO: Si tú estás en una situación de maltrato y/o abuso acércate a algún centro de apoyo, allí encontrarás a profesionales dispuest@s a ayudarte. Si no te sientes lista, puedes empezar escribiéndome. Lo importante es que sepas que es posible salir de esa situación y libertarte. Que otra manera de vivir es posible.


 

3/3: Cuando hacemos hasta lo imposible por cumplir los deseos y caprichos del Ego.

Como sabemos, el ego ha sido de gran ayuda desempeñando su función de mecanismo de supervivencia. Más aún, para la evolución de los seres humanos ha sido indispensable contar con la capacidad para auto reconocernos, y así percibir nuestra individualidad.

Sin embargo, ¿qué pasa cuando el ego toma el mando de nuestra vida? Pues pasa que toda la atención y energía que tenemos se enfoca en aquello que quiere el ego. Es decir, que dejamos de vivir conforme a lo que realmente somos para vivir cumpliendo los deseos y caprichos del ego; y como sabemos, los deseos son infinitos.

La cuestión es que al ego le gusta que las cosas salgan tal y como él quiere, y puesto que no conoce la aceptación cuando las cosas no salen a su manera pues se frustra, se enoja, hace berrinche.

De hecho, cuando el ego tiene mucho poder en nuestra vida, simplemente no le importan los límites físicos que nuestro cuerpo puede llegar a tener. Tampoco le importa mucho si nos alimentamos de aquella comida que tanto le gusta, pero que muy en el fondo sabemos que nos hace daño.

El ego está lleno de contradicciones. Por ejemplo, es una gran contradicción que el ego tenga miedo a la muerte y al mismo tiempo no le importe mucho nuestro cuerpo y mente. Si por el ego fuera, pasaríamos horas y horas consumiendo entretenimiento alienante y comiendo comida chatarra. Todo para satisfacerlo.

Egocentrismo ego

Soluciones:

+Conoce el papel que el ego juega en tu vida. Pregúntante ¿Qué tanto poder tiene?

+Identifica cuáles son sus principales características.

+Reflexiona sobre lo que te ha hecho hacer.

+Reflexiona sobre lo que se te dificulta hacer a causa de él.

+Cultiva la voluntad.

+Practica el desapego y la aceptación.

Notas bibliográficas   [ + ]

1. Joe DISPENZA, “Supernatural: gente corriente haciendo cosas extraordinarias”, versión Kindle